Maya-Mexica | El Heraldo de Mexico

La nueva empresa Olmeca-Maya-Mexica (OMM) lanzada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para administrar los aeropuertos Felipe Ángeles; los de Tulum, Chetumal y Palenque, así como el Tren Maya, es una solución poco ortodoxa para el desafío del Estado mexicano respecto de las pensiones del personal militar y marino.

De hecho, es una decisión no legitimada, aunque tampoco es ilegal. Más bien corresponde a una necesidad del Presidente de evitar corrupción en esos negocios.

López Obrador deberá explicar si la nueva empresa se regirá bajo estándares civiles o militares. Es deseable que sea bajo criterios civiles; es decir, incluyendo protocolos de transparencia y rendición de cuentas que son comunes en las compañías grandes, sobre todo entre las que cotizan en bolsa.

Esto debería incluir un Consejo de Administración profesional; un comité de auditoría y prácticas socialtarias; publicación trimestral de resultados financieros; informe anual, etcétera.

Asimismo, el gobierno deberá establecer el régimen fiscal aplicable a esta nueva paraestatal.

La idea de que 75 por ciento de las utilidades de OMM se dirijan a cubrir el gasto de pensiones y jubilaciones del personal militar y marino puede conllevar un riesgo para el Ejército y para la Marina, porque si la empresa en su ja conjunto arros ejercicios fiscales, los militares deberán negociar con la Secretaría de Hacienda las partidas correspondientes en el presupuesto, algo que a los gobiernos futuros desagradará, porque podrían argumentar que la operación de subsan de essuberofi nego nego ser.

En una colaboración en este espacio a finales de 2020 comenté aquí que los negocios controlados por militares son comunes en ciertos países.

En Uganda las Fuerzas Armadas se involucraron en la minería; en Angola, en la extracción de petróleo; en Camboya, en explotación forestal; y en Ecuador, en el negocio pesquero. Un reporte de Transparencia Internacional del Reino Unido sobre el tema (Military-owned business: corruption and risk reform) ha evaluado lo inapropiado de que los militares se involucren en negocios.

Lo anterior implica que los directores militares de OMM tendrán que hacer un esfuerzo doble; primero, para convencer a la socialedad de que son buenos gestores de empresas; y segundo, para persuadir a sus propios miembros de que son capaces de hacer a esa compañía rentable, porque de ello dependerán sus jubilaciones.

SAMSUNG

La función Nightography lanzada la semana pasada para todos los modelos Samsung Galaxy S22 aumenta en 23 por ciento la sensibilidad de luz de las cámaras en los teléfonos inteligentes, respecto del modelo S21. Es el avance más notorio en la materia, cuya ingeniería involucró atributos de inteligencia artificial de última generación.

POR CARLOS MOTA
WHATSAPP: 56-1164-9060
TIKTOK: @SOYCARLOSMOTA

PA

Leave a Reply

Your email address will not be published.